Entrevista al CAV José Tucci, Presidente del ITAL UIL Argentina y Coordinador para América Latina.

CAV José Tucci, Presidente del ITAL UIL Argentina y Coordinador para América Latina

– ¿Cómo analiza Usted la situación actual de la comunidad italiana en el exterior?

Desde mi punto de vista, la comunidad italiana tal y como la conocimos décadas atrás, está en un proceso de fuerte cambio. Las nuevas generaciones piden más protagonismo, y es necesario que sean incorporadas e integradas en lo que muchos llamamos la italianidad. Obviamente que se impone una nueva lógica, pero es necesario tener la decisión de integrar esa nueva realidad y la sabiduría de poder desarrollar mecanismos de participación y gestión. Hay que prestarle mucha atención a no confundir voluntariado con militancia política partidaria dentro de las instituciones siempre en el respeto por las ideas de cada integrante. No se pueden usar asociaciones como comités políticos.

– Este año el Patronato ITAL UIL ARGENTINA cumple 45 años y Usted fue protagonista de los últimos 28 años, ¿Podría hacer un balance de su gestión?

Un balance de mi gestión… trataré de ser conciso y breve ya que fueron muchos años, un poquito más de la mitad de la presencia del Patronato en Argentina. Pero desde ya le digo que me siento orgulloso de formar parte de esta organización. Corrió mucha agua bajo el puente, como el acervo popular nos lo dice, pero en estos años tuve como premisa conducir una organización social que se fuera adaptando a las nuevas realidades, nunca busqué que seamos estáticos, sino todo lo contrario. Innovadores, integradores y movernos en función de lo que está pasando. Sí, tomamos el pasado como experiencia, pero siempre estamos enfocados en los desafíos del presente y planificando el futuro.

En líneas generales percibo una organización que está bien enraizada en la sociedad. Y eso no fue fácil lograrlo. Tuvimos que hacer grandes esfuerzos, pero los resultados fueron más que positivos. Hoy el Patronato ITAL UIL es una de las organizaciones sociales líderes ya que contamos con un gran reconocimiento de parte de la gente, somos una organización de consulta permanente. Y todo eso lo logramos con gran esfuerzo, trabajo e idoneidad. Somos un sinónimo de Italia.

También me gustaría recodar que este año la UIL cumple sus 70 años como organización sindical y eso no es poco. El espíritu sigue intacto: tutelar derechos, ampliarlos también, una visión reformista pero también pluralista, el enfoque en el ciudadano y su día a día. Son principios irrenunciables que hay que tenerlos presentes. Siempre desde un enfoque flexible e integrador sin quedarse anclado en el pasado. Bajo la conducción de Carmelo Barbagallo y Pierpaolo Bombardieri tengo la certeza que estamos en el buen camino para continuar con esta lucha por los derechos irrenunciables de los trabajadores estén donde estén.

– A modo de conclusión, ¿Podría Usted cerrar estas preguntas con alguna reflexión?

Si, como no. No sé si puede ser una reflexión o varias. Pero una sería el esfuerzo y la persistencia en la lucha por nuestros derechos. Siempre en base, como dije antes, a nuestras convicciones y sabiendo que el otro es el prójimo y no un enemigo. Creo que por ahí está la base para una convivencia mejor y la construcción de una sociedad más justa y equitativa.

Por ultimo resalto la enorme importancia que tiene para el futuro de las generaciones de italianos en el exterior la Ley 152/01, que revitaliza el actual rol que tenemos los patronatos all’estero en su beneficio. Reconocer y garantizar el trabajo diario de los Patronatos no sólo será beneficioso para estas organizaciones, sino para la comunidad en general. Nos dará otra normativa de referencia, y nos motivará a seguir creciendo e innovando.